Sin categoría

Cómo se cocinó el protocolo para auditar software de elecciones de la MOE y Karisma

Joan López

Entre la sociedad civil alrededor del mundo se han hecho grandes esfuerzos para evitar que se aplique el voto electrónico sin las adecuadas garantías para la democracia. Sin embargo, hemos visto poco interés en lo que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo llama sistemas de administración electoral híbridos. En este tipo de sistemas, alguna parte del proceso se realiza de forma inmediata con el uso Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Generalmente, las TIC se utilizan para los sistemas de conteo provisorio y, en casos como Colombia, para hacer el escrutinio de los votos y la consolidación de los resultados.

Muchos países han estado contratando este tipo de software para las elecciones, tomando a la tecnología como inocente, transparente e infranqueable. Aunque, cuando analizamos detenidamente los casos, encontramos que la tecnología tiene intereses y puede ser la puerta para fraudes electorales o para generar desconfianza entre los actores políticos. En todo el mundo encontramos evidencia de que este tipo de sistemas ha creado desconfianza entre todos los actores políticos.

En Alemania, después de que se había prohibido la votación electrónica en 2009, se comenzaron a utilizar softwares de escrutinio que, en 2017, resultaron fácilmente atacables para los activistas de Chaos Computer Club. Igualmente, en Holanda se había dado un paso atrás con la votación electrónica, pero se empezó a utilizar un software de escrutinio que resultó pan comido para los activistas holandeses. Paro no seguir tan lejos, en 2006, el software de resultados preliminares usado en México fue blanco de críticas por grandes inconsistencias entre el conteo manual y los resultados que arrojaba el software. En Argentina, en 2017, el software de resultados provisorios se le encargó a una multinacional envuelta en graves escándalos como único proponente, ante unas elecciones apretadas la oposición denunció un fraude y puso en crisis la confianza en el sistema.

Hace algunos meses, la Misión de Observación Electoral (MOE) nos comisionó plantear un protocolo de auditoría del software de escrutinio y consolidación que se usa en Colombia. Cuando nos pusimos manos a la obra, encontramos que había poco o nada sobre cómo era este sistema y cómo funcionaba. Esto nos obligó a buscar las respuestas afuera para poder definir cómo podía ser este software y qué se pedía en internacionalmente para tener unas elecciones justas con TICs en el proceso.

A pesar de que hicimos nuestro trabajo a ciegas, comenzamos a encontrar indicios de la debilidad del sistema híbrido colombiano, todo esto se confirmó con el 8 de febrero con la decisión del Consejo de Estado de regresarle tres curules al partido Movimiento Independiente de Renovación Absoluta (MIRA). Durante el proceso, peritos informáticos de la Fiscalía no pudieron establecer si hubo sabotaje, pues no contaban con el escenario original tanto del aplicativo como de los dispositivos utilizados en las mesas denunciadas por el MIRA. Inclusive, los contratistas aseguraron que, por mandato del contrato, eliminaron los archivos originales tres meses después de las elecciones. Sin embargo, con la poca información que se contaba, los peritos encontraron que hubo sabotaje en 3.630 registros de 1.412 mesas y que no se cumplió con la ruta de actividades pactadas por la Registraduría previo a los comicios.

Con este contexto, el trabajo que hicimos desde K+LAB, el Laboratorio de Seguridad digital y privacidad de la Fundación Karisma, cobra especial importancia para tener unas elecciones transparentes y reinstaurar la confianza en el sistema electoral. En el texto encontrarán:

  • Recomendaciones de diferentes Organizaciones Internacionales expertas en el uso de tecnologías en elecciones.
  • Una serie de análisis a experiencias internacionales que nos muestran la importancia de la transparencia
  • Una propuesta, basada en los estándares internacionales, de pruebas de auditoría al sistema.
    Los posibles escenarios con actividades y presupuestos para realizar una auditoría al software de escrutinio y consolidación.

Los invitamos a leer la Propuesta de protocolo de auditoria para el software de escrutinio de las elecciones de Colombia en 2018 haciendo clic en el título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.